FAINÉ USA EL “Big Data” PARA OFRECER AL CLIENTE DEL BANCO SERVICIO PERSONALIZADO

El análisis de grandes cantidades de datos para conocer el comportamiento de los clientes y poder brindar ofertas personalizadas, más conocido como Big Data, se ha convertido en la última tendencia en los servicios bancarios.

“El análisis de Big Data nos permite la utilización de datos de forma más rápida para darle al cliente lo que quiera y cuando quiera”, explica Pere Nebot, director corporativo de servicios informáticos de CaixaBank, El directivo participó ayer en el congreso Innovation in Payments, que concluyó en Barcelona, y donde se debatió sobre las nuevas formas de pago y el uso del Big Data en el sector financiero.

caixaBank en asociación con la empresa de Software Oracle, ha desarrollado ya varias herramientas que se basan en el análisis de datos masivos de sus clientes. Una de ellas es Recibos, que cuenta con 1,3 millones de usuarios y funciona como un repositorio de datos que reúne todos los recibos y facturas del cliente. El usuario puede cruzar datos, ver estadísticas, comprobar si alguna factura le está subiendo mes a mes o crear etiquetas personalizadas.

En paralelo, la herramienta Cardbox, puesta en marcha hace apenas seis meses y que ya cuenta con 650.000 usuarios tiene las mismas funciones que Recibox pero enfocada a los gastos que se generan se generan con las tarjeta de crédito.

El sistema implementado por CaixaBank permite detectar anomalías en las facturas de los clientes. Si llega una factura de la luz con un importe mucho más elevado que la media, el banco envía, por ejemplo, un aviso al cliente a través de sms

El Big Data también sirve como herramienta de seguridad al poder detectar irregularidades en los movim8ientos de caja. Además, permite que el banco elabore ofertas personalizadas en función de los parámetros de comportamiento de los clientes.

Fuente: Expansión

Fecha 15 de abril de 2015